domingo, 14 de octubre de 2012

Muslos de Pavo al horno con Vinagre de Miel o "Brontosaurio al horno"

Hola a todos! ya se ya se.... llevo un tiempo desaparecida y más de uno habrá hasta pensado que he abandonado esto, pero no es así! Estoy de vuelta y prometo subir al menos una receta a la semana!

Por lo pronto, hoy os traigo una receta muuy "troglodita" y digo esto porque a mi me recuerda mucho a "Los Picapiedra"o a "Homer Simpson"   ya vais a haceros la imagen visual de lo que os digo, estoy segura.
Además cuando preparamos este plato en casa, no lo llamamos "muslos de pavo" sino "BRONTOSAURIO" y no me preguntéis por qué jajajaja pero a nosotros nos resulta muy gracioso llamarlo así y bromear comiendo al "estilo picapiedra" :P

Vamos con el brontosaurio....digo... con los   muslos de pavo, viene a ser una carne muy parecida a la del pollo, solo que es un poco más oscura y sabrosa, y por supuesto la pieza es un poco más grande.

Ingredientes: 


  • 4 Muslos de Pavo
  • 1 Cebolla
  • 1  vaso y medio de Vinagre de Miel
  • Aceite de Oliva
  • Sal 
  • Pimienta
  • El jugo de 2 Limones
  • 3 Patatas




Elaboración: 

Lo primero que haremos será macerar los muslos con un día de antelación, es decir, en un recipiente pondremos los muslos salpimentados, un buen chorro de aceite de oliva, el zumo de un limón y medio vaso de vinagre de miel; conservamos en la nevera hasta el día siguiente. 

Hecho este paso, vamos al lío!!

Mientras el horno se pre-calienta a unos 200 grados, ponemos en el fondo de la fuente que vayamos a usar, una capa de cebolla cortada en láminas, encima los muslos de pavo y luego regamos con el zumo de un limón, el vaso de vinagre de miel y un chorrito de aceite. 

Introducimos en el horno durante 1 hora. Media hora por una cara y otra media por la otra, para que queden bien hechos por ambas partes. De vez en cuando, con la ayuda de una cuchara, vamos regando los muslos para que no se queden secos y adquieran ese color doradito que le da el vinagre de miel. 

A continuación, podemos ir elaborando la guarnición de los muslos, yo en este caso he elegido patatas fritas, así que las pelamos, lavamos y cortamos como más os guste. Añadimos una pizca de sal, lo mezclamos bien y listas para freír! Ponemos una sartén al fuego con aceite  y cuando esté caliente vamos echando las patatas, las sacamos cuando estén doraditas y crujientes. 

Ha pasado una hora?? pues ya podéis ir sacando los muslos del horno. Con mucho cuidado de no quemarnos, vamos a retirar la salsa que se ha creado y los trocitos de cebolla, para pasarla por la batidora. 

Solo nos queda montar el plato y a comeer! 




Si te ha gustado esta receta: Míralo, Cocinalo!! 

3 comentarios: